Tudanca

Si navega por nuestras páginas entrará en un espacio diferente.

Un mundo que representa el sueño de un hombre Emilio Tudanca Ruíz que dedicó toda su vida al arte religioso.

Dejó, a los catorce años, en una mañana lluviosa del frio invierno de Burgos, la seguridad infantil de la escuela, para adentrarse en un mundo extraño de cabezas aladas, santos torturados y vírgenes que lloran desconsoladamente su eterna pérdida, en el taller de imaginería de su primer maestro.

Cuatro generaciones de la familia Tudanca y un plantel de magníficos colaboradores, hemos luchado por mantener y preservar durante más de ochenta años, tanto los procesos propios de nuestro taller, como las complejas técnicas de los grandes imagineros españoles.

La gran experiencia adquirida nos permite poner a disposición de nuestros clientes la más alta gama de opciones artísticas en escultura, pintura o restauración en un intento constante de cuidar y acrecentar, nuestro riquísimo patrimonio artístico.

Vea, en nuestras páginas, algunas de las obras más significativas realizadas en nuestro Taller durante todos estos años y una extensa gama de posibilidades artísticas y servicios que ofrecemos a nuestros clientes.

Javier y Emilio Tudanca